Cuando una mujer (sin darse cuenta) hace que los demás la vean preciosa


Tendemos a pensar que una mujer bonita y esbelta, lo tiene todo. Pero en el amor, y como persona, esto está más que comprobado que no siempre tiene garantías emocionales positivas. Y no para todos los hombres, nos es el súmmum de los súmmums.

¿Cuántas veces se puede dar el caso de que, sometido bajo un embellecedor anestésico como el alcohol, un hombre y una mujer terminan en la cama y al día siguiente con la goma o resaca de la fiesta, ella abre la boca dice algo, y él se queda asustado y sale corriendo?

Puede ser muy linda físicamente, pero al abrir su boca en un momento de tranquilidad, serenidad y amistad crea espanto y rechazo.

Uno no se enamora del cuerpo en sí, sino de quien lleva ese cuerpo.

Una mujer puede ser bonita y puede ser “no tan bonita” físicamente, pero debe cuidar su alma y cultura personal. Después del coito es necesario tener algo interesante de qué hablar. A no ser que solo te preocupen las relaciones frívolas y humanamente distantes. Que creo que nadie, o a casi nadie, le interesa este tipo de relaciones. De lo contrario, pues DIOS los cría y ellos se juntan. Allá ellos…

Con esto te quiero decir que tú eres bella por dentro y por fuera. Y seas como seas, si tu belleza interior es preciosas, amable, simpática, cariñosa, y crea bienestar y interés a los demás, pues eres una mujer hermosa. Puedes estar muy buena, o no, da igual, lo importante es que tú te sientas bella y feliz contigo misma. Cuando es así, sin darte cuenta, haces que los demás te sientan:

¡Preciosa, interesante, atractiva, deseada, admirada y Bonita!

No quiero que se mal interprete que las personas esbeltas y físicamente muy bonitas, sean así, como la del ejemplo anterior en la que al abrir su boca crea espanto. Es obvio que puede ser cualquier mujer la que de esta sensación. Sólo he usado este titular para dar a entender la que belleza no solo es física ni material, sino que más bien es del alma y del espíritu.

Del mismo modo existe lo contrario y en ocasiones pueden haber mujeres que por la apariencia y el físico de un hombre quedan iluminadas y enamoradas, pero que al oírlo hablar, ya más de tú a tú, salen corriendo asustadas.

La belleza no es sólo la primera impresión. Por supuesto es la estadía junto a alguien. Es y serán muchas otras cosas más allá de un simple físico.

No te puedes enamorar de unos hermosos glúteos o una hermosa cara, porque tarde o temprano te aburrirás de la imagen y quedarás a la espera de una simple, interesante y hermosa conversación.

Tal vez siempre sea mejor enamorarse del alma. NO de un físico.

Después de hacer el amor y una vez pasado el éxtasis hormonal, queda mucho que decir y escuchar. Mucho que contar, y si el único tema de conversación es cómo mejorar partes del cuerpo, pues…

¡APAGA Y VÁMONOS!

¡Cuidado con quien te metes en la cama!

PD: Quiero dejar claro, que es más que obvio que hay mujeres preciosas por dentro que también son físicamente muy bonitas… no es un post de discriminación a ninguna mujer o ningún hombre, sea cual sea su apariencia física, sino que es un post para dar a entender todo lo anteriormente mencionado y reflexionado.

¡Pura Vida y viva la belleza!

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It