Una mujer digna es una mujer que sabe exactamente lo que quiere, que tiene claro su propósito en la vida y no permite menos de eso que desea. Esa mujer es fuerte, resiste batallas duras, con tantas experiencias que la rompieron se ha endurecido y ahora puede contra lo que sea. Pues si tienes al lado a uno de estos seres increíbles, debes saber que ella no duda en decir adiós en el primer momento que la hagas sentir incómoda sin justificación.

Una mujer digna cuida de sí misma, tiene claro cómo son las cosas, la han decepcionado muchísimo, pero aun así, ella quiere conocer el amor de verdad, ese que la haga sentir plena y feliz. Y no se niega a intentarlo, por lo que te da el beneficio de la duda y espera con ansias que seas todo lo que quiere, sin embargo, en el momento que le fallas, que le demuestras que no eres lo que esperaba, se aleja.

Ella no tolera ciertas actitudes en ti ni en ningún hombre, se cansó de ser paciente, de intentar educar a los hombres que han dicho amarla. Se dio cuenta que es una pérdida de tiempo, así que pon atención, para empezar, una mujer digna no permite las mentiras en una relación, bajo ninguna circunstancia, ni siquiera las “mentiras blancas”. Ella está harta de los engaños, así que espera que siempre seas honesto, sin importar qué tan dura sea la verdad.

Otro detalle que detesta es una actitud machista, que la veas en un nivel debajo de ti, que quieras controlar lo que hace o lo que quiere hacer, uff, olvídalo, se ríe de ti hasta que le duela la panza y luego te dice “chao, chao”.

Una mujer digna no soporta a los hombres retrógrados que creen tener derecho sobre la mujer porque sí. Adicional a ello, esta mujer no permite el silencio. Para ella es importantísimo que le comuniques las cosas, si es tu pareja, necesita estar al tanto de las cosas importantes de tu vida, más aún si le concierne a ambos.

Ella sabe cómo funciona el mundo, no es una niña inocente que necesita de protección y cuidado. Por supuesto que valora que tú le des seguridad, que la hagas sentir bien a tu lado, digna y protegida, pero no quiere decir que en verdad lo necesita. Esos factores son simplemente un valor agregado a una relación. Ella prefiere que estés presente, que te comprometas y la apoyes, y sobre todo que no te olvides de alimentar el amor que se tienen con la demostración de afecto. Necesita saber que estás para ella.

Una mujer fuerte no tolera de ti la indiferencia, si eres indiferente es porque ya no te interesa, y así como se da cuenta, así mismo te deja. Por lo tanto, también necesita que te esfuerces por participar en la relación para crecer juntos, de lo contrario, no le encontrará sentido a estar contigo.

Y entre tantas cosas más que jamás permitiría de un hombre, está el hecho de que no respetes su opinión. Ella es importante, en la relación son dos, si pretendes enfocarte únicamente en tus intereses y lo que tú quieres, mejor que te apartes. Con una mujer digna tienes que valorar el esfuerzo que pone, escuchar lo que tiene que decir, respetar su postura y tomar en cuenta su opinión siempre para la toma de tus decisiones personales.

Una relación con una mujer digna puede ser lo mejor que tengas en tu vida porque es una relación llena de comprensión, libertad, mucho amor, respeto y apoyo incondicional. Así que, ¡valórala o la perderás!

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.