Una mujer empática es esa que siempre tiene una sonrisa para dar aunque su mundo se esté derrumbando. Es capaz de ser el soporte de quién sea solo para ayudar, para aportar un grano de arena y hacer que los demás estén bien. Una mujer empática es bondadosa, caritativa y muy mente abierta. Jamás juzgaría a nadie porque ella solo ve almas que sufren o que sonríen. Ella no distingue entre personas por sus aspectos o sus ideales, ella ve más allá y por eso las personas la buscan como si fuera un refugio donde encontrar alivio y comodidad.

Esa mujer es única como pareja, alguien muy especial que piensa siempre en tus necesidades, en tus sentimientos, es una sanadora natural. Te abraza aunque no se lo pidas, sabe cuándo necesitas una palabra de aliento, un gesto que te caliente el corazón, está para ti siempre y lucha con fuerza para mantenerte feliz a su lado. Si tienes a una mujer empática a tu lado, no te atrevas a dañarla, ella es maravillosa y muy sensible, y el engaño puede quebrarla.

Ella es una mujer especial porque pocas tienen la paciencia y la inteligencia para hacer de una relación, una que de verdad sea próspera. No se queja, no te exige, trata de conectar contigo de formas que nadie más logra, ve a través de ti y te hace sentir muy especial. Aprende a tratarte como te hace feliz, aprende de ti muchas cosas, pero ten cuidado, así como de amorosa que es y paciente contigo, también lo es consigo misma.

Ella sabe muy bien cuánto puede permitirse con las demás personas, los empáticos tienen que tener mucho cuidado porque sus almas pueden absorber las energías de los demás y experimentar los sufrimientos de otros como si fueran suyos propios. Así que, con el tiempo aprenden a establecer límites, y si no tratas bien a una mujer empática, ella va a desistir contigo. Necesita resguardar su corazón o podría sufrir muchísimo y tiene demasiado para dar.

Esta increíble mujer es capaz de abrazarte y devolverte la esperanza, te escucha, te atiende, te aconseja, jamás te juzgaría por las decisiones que tomaste en el pasado, ella comprende cómo es el crecimiento de una persona, las batallas que lucha, lo que nadie ve y ella puede sentir. Es un ser humano único, siempre tiene la frase perfecta para conectar contigo, para hacerte sentir en confianza porque es que los empáticos tienen una habilidad que nadie más tiene.

Ellos pueden percibir con solo acercarte todo el enredo, las dudas y el miedo que hay en tu interior. Son muy perceptivos, y así como sienten la pena, también son capaces de sentir la maldad y las malas intenciones. No vale la pena intentar engañar a una mujer empática porque pronto comprende lo que de verdad quieres, lo detecta con facilidad, y ella tiene que resguardar sus sentimientos, su corazón, su bienestar.

Tiene muchas emociones y desarrolla los sentimientos con más profundidad, así que ella siente demasiado, experimenta el amor, la tristeza y cualquier otra emoción con más fuerza. Es única, y así como es de especial, debes ser muy especial con ella.

Texto original: albertespinola.com © Todos los derechos reservados.