Una mujer fuerte es un conjunto de habilidades para la vida que se han fortalecido con el tiempo y la experiencia. Ella ha vivido cosas tan duras que ya nada la puede disminuir tanto, ella misma no lo permite. Una mujer fuerte ya no permite en su vida a idiotas inmaduros que ni siquiera saben lo que quieren. Ya ella no está para enseñar a nadie, no quiere educar a un hombre, quiere vivir, experimentar lo bueno y vivir al máximo.

No se detiene a sopesar la idea de estar con un hombre que miente, que engaña, que no sabe cómo ir tras lo que desea ni sabe bien lo que quiere. Una mujer fuerte no cae en las tonterías de hombres inmaduros, ya no más. En algún tiempo pasó por experiencias que le hicieron comprender lo que vale, lo que merece y a no permitirse jamás menos que eso.

Ella ahora está muy segura de sí misma, de su presencia, sus habilidades y capacidades y de lo que quiere y desea. Tiene claro lo que quiere para su vida y va por ello sin temor, no le interesan los hombres que solo quieren una aventura con la que sacar una ventaja personal. No le interesan los hombres que solo piensan en sí mismos y quieren alimentar su ego. Una mujer fuerte es capaz de ir por lo que quiere, luchar por ello y también desechar lo que crea que no vale la pena. Sin miedo, dice adiós.

Una mujer madura detecta rápidamente las mentiras y las actitudes engañosas de un hombre, cuando se da cuenta se echa a reír de ellos y les dice adiós. Sin estresarse, sin deseos de venganza, sin sufrimiento por la pérdida. Aprende la lección que deba sacar de esa situación y siguen con su vida más sabia, más hermosa y más segura.

No tienen la necesidad de depender de alguien más ni económica ni mucho menos emocionalmente. Ella tiene la confianza suficiente para caminar con seguridad, para no escuchar lo que los demás tengan que decir de ella porque lo que de verdad le importa es lo que ella misma siente. Ella es feliz sola y si abre su corazón a un hombre debe ser alguien dispuesto a apoyarla, a ser sincero y a amar cada centímetro de ella.

Una mujer fuerte quiere a un hombre independiente, con metas y valores profundos, que esté seguro de lo que quiere y que esté dispuesto a trabajar por su relación. Ella no va a aceptar menos que eso, para una mujer fuerte ya es muy sencillo darse cuenta cuando un inmaduro quiere acercarse a ella y no lo tolera. Ella sabe lo que quiere y allí no entra un hombre pendejo e inmaduro.

Una mujer fuerte va hacia adelante sin detenerse, sin frenarse por personas que no valen la pena ni por hombres que se basan en el engaño para conquistar. Ella pretende vivir el resto de su vida de la mejor forma, una en que ella disfruta, en la que su bienestar sea primordial, viviendo aventuras, amando y experimentando al máximo.

Y todo eso lo vivirá sola, con buenas amistades o con una pareja maravillosa que quiera lo mismo y estén en sintonía, de cualquier manera lo hará. Una mujer fuerte no se deja engañar más por pendejos inmaduros.