“Es mejor perder amores en la vida que no la vida por amores”. Y una mujer verdaderamente guerrera tiene eso muy claro en su presente. No pierde su tiempo con quien le haga desperdiciar su valioso tiempo. Para ella no será una batalla, sino un: ¡adiós!

Ella no batallará por ti, ni irá detrás de ti. Es una mujer muy valiente, no tendría miedo alguno a entrar en la relación. No tendría miedo a escribirte, contestarte, quedar contigo e incluso entrar en la relación con todo el amor posible, pero seguramente si no le das lo mismo que ella te ofrecerá, jamas luchará por ti; porque ella sólo lucha por sí misma.

¿Por qué una mujer guerrera sólo lucha por ella?

Sencillo, porque para ella es muy importante no volver a sufrir lo que en el pasado sufrió. Es una mujer que ha experimentado maldad en otras relaciones; es una mujer que tuvo que acercarse a su propia oscuridad para poder volver a ver su luz interna y una mujer que ahora sabe muy bien prescindir de personas y amores inútiles.

No batalla porque sabe que es una guerra perdida. La gente no suele cambiar y si de entrada no le das atención, perderá todo interés en ti. Si de entrada ve algún indicio de narcisismo o maltrato, olvídate de ella.

Ella ya sabe qué es la manipulación emocional y ya sabe cómo ganar estas guerras tóxicas y enfermizas. Simplemente no dará pie a nada que ya ha vivido. Es sabia gracias a su experiencia y no volverá a caer nunca más en las garras de una persona con malas intenciones o alevosía premeditada de manipulación.

PEXELS

Ella batalla por sí misma, porque la vida le ha obligado a amarse mucho, porque le ha enseñado que no hacerlo es sinónimo de sufrimiento. Primero, dado por el sufrimiento que personalmente se da y segundo por el sufrimiento que a raíz de esto recibía de personas que no le daban salubridad y bienestar.

Es una mujer que se alegra de los triunfos de los demás porque por dentro de ella, ya lleva el mejor de los triunfos. El de haberse perdonado; el de haberse dado el lugar que merece en el mundo de las relaciones, sean como sean estas en su vida.

Es una mujer valiente, no tiene miedo al amor

Para nada, es una mujer más bien flexible y una mujer que está abierta a conocer a nuevas personas. Suele ser una mujer muy empática y sensible que se hace muy amena. Detallista y risueña. Un amor de persona. Y eso hay muchos que no lo saben apreciar o valorar, pues creen que por ser abierta o por ser tan positiva, se le puede subestimar o maltratar. Y están muy equivocados, porque es al contrario. Tú toca la moral de una mujer así, y el único que saldrá perdiendo eres tú mismo, pues demostrarás que no puedes estar a la altura de un ser tan sagrado con ella. Es decir, serías un auténtico mediocre.

Si una mujer de estas características llega a tu vida, cuídala. Se detallista, ámala, no tengas miedo. Ella te lo dará todo con amor. Y sobretodo aprende mucho de ella, ya que es una persona que podrá enseñarte lo que aún no has aprendido.

Podrá enseñarte qué es el amor y cómo debes comportarte frente a él. Te enseñará a ser mejor persona.

¿Por qué enamora tanto?

Enamora porque no tiene miedo a ser vulnerable. No se esconde. Es muy transparente y pura. Así de sencillo.

¿Verdad que si te encuentras dos cuencos de agua; una sucia y otra limpia, elegirías la limpia?

Con esto te lo digo todo.

Sé limpio y podrás mezclarte con ella. Sé sucio y terminarás en el otro cuenco. En el limpio no tendrías, jamás, cabida.

¡Auuuchh, Touché!

Autor: Albert Espinola © Todos los derechos reservados.