Una mujer puede ser víctima de un hombre si ella no se siente bonita


Una mujer que vive sometida en su propio castigo y desamor, es decir, que tiene una autopercepción y autoestima floja o baja, y que no se gusta a sí misma, puede ser una persona fácil de endulzar y fácil de conquistar.

Cuando una mujer no se encuentra atractiva y topa con hombres que le pueden decir “eres muy linda”, de alguna forma, se le endulzan los oídos fácilmente y eso puede ser una de las causas por las que a veces las mujeres también sufren y se dejan engañar por los hombres.

Si el concepto de ti misma es crítico y es un concepto negativo en el cual no te gustas y vives con esta autopercepción negativa hacia ti, puede que al sentir dichas palabras y piropos, puedas sentir un alivio que calma tu propio castigo y mala percepción, autoconvenciéndote efímeramente de lo que te han dicho y creyéndote dichos halagos.

No siempre es bueno creerse lo que te digan, sean cosas buenas o malas, y es muy importante crear en ti, buenos pensamientos de amor propio, reconociendo tus virtudes y escaseces y con mucho agradecimiento, valorar todo aquello que sí tienes positivo. Y lo que crees y admites como negativo, tratar de amarlo tal cual es y ver que de allí también podrás sacar cosas positivas.

Cuando tu autoestima es baja, puedes ser víctima de oportunistas que, tal vez, sólo desean de ti algo rápido y físico. Pueden venderte el cielo para conseguir sus deseos, y morbos, y luego terminar cortando la relación de raíz.

Recuerda que hay hombres que sólo buscan pasar un buen rato, y que con sus palabras y tu baja autoestima, pueden surgir este tipo de relaciones cortas, que de una parte se busca un consuelo físico y por la otra se cree haber encontrado el amor de una vida. Creo que me entiendes perfectamente. Es duro verlo así, pero tú y yo sabemos que esto es una realidad que existe y que se vive en ocasiones.

En casos así, te diría que trates de no creer de primeras las palabras y trates de ver más los hechos.

No es lo mismo que un hombre te diga:

–¡Qué guapa eres, te regalaría el mundo entero!

Que un hombre que, en silencio y callado, al día siguiente te trae un hermosa flor recogida en el campo por sus mismas manos. Su detalle puede demostrar un amor más real y de futuro.

Haz que tu amor y persona no sea fácil, que sea de una conquista trabajada y así podrás filtrar mucho las intenciones de muchas personas. Cuídate de malas intenciones.

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola