La ansiedad es monstruosa y puede parecer el fin de una vida. Puedes tener esa sensación de soledad y de que nada ni nadie puede ayudarte o protegerte. Es algo que vives en soledad y deseas huir y retroceder en el tiempo para nunca antes haber sentido tal sensación.

La ansiedad, o un ataque de ansiedad, es lo que menos deseas volver a sentir en la vida y más cuando conoces como te hace sentir tal sensación. Pero déjame contarte algo que tal vez pueda ayudarte.

Yo mismo he estado de cara ante ella y sé de qué me habló y también sé que es algo pasajero si llegas a comprender esto:

Pondré un ejemplo que podrá ayudarte a comprender que la ansiedad, puedes ser solo una proyección de algo que te creas en ti. Un proyección que te da miedo y que te creas tú mismo.

Muchas veces, o casi siempre, una proyección de algo que no terminas de saber qué es.

La ansiedad puede ser (un susto) o algo que has vivido. Un susto que permanece en ti creando miedo al miedo. Por así decirlo miedo a algo desconocido.

Si tú vas por la calle, y al cruzar un coche está a punto de atropellarte, te alarmas, se te pone el corazón a mil y un susto enorme te crea un estado de shock en ti.

Bueno, el coche finalmente no te atropella y de inmediato eres consciente de que no te ha pasado nada, por ende, te tranquilizas rápidamente y dejas de sentir, en poco tiempo, ese susto en ti.

Lo recuerdas, pero no te crea más miedo o ansiedad, porque tu mente se ha convencido de que el peligro ya ha pasado y sabe que no tiene porque volver a pasar. Puedes focalizar ese miedo en algo que en el futuro podrás evitar y por así decirlo, sabes quién ha sido el culpable de un miedo que has tenido y sentido. ”EL COCHE”

La ansiedad, puede surgir porque hay algo en ti que te crea un miedo parecido, pero es un miedo el cual no terminas de ver cual es. No puedes culpar (focalizar culpable o razón) o ver qué o quién origina eso y te crea un miedo horroroso saber que algo desconocido, o algo que no sabes, pueda volver a hacerte sentir así regresando sin que tu termines de saber cual es el motivo que te hará volver a sentir ansiedad o miedo.

“ESTO TE PROVOCA PÁNICO”

El miedo al miedo que te provoca este círculo sin salida, es la ansiedad que padeces, y es el motivo por el cual te sientes desconcertado, con miedo y en peligro constantemente.

Mi experiencia me dice que la forma de afrontar esto es:

En primer lugar, no huir de tal sensación. Hay que buscar ese convencimiento que te tranquilizará por completo y descubrir que nada puede hacerte ningún mal, es decir, que todo está en ti y en la proyección que tienes de esto, ante la vida y ante tu futuro.

Si buscas en el pasado podrás ver que todo esto se originó en alguna causa que te creó ese primer miedo, y que hoy, te mantiene en todo esto.

Si observas, verás que desde ese instante te has mantenido sumergido en ello, sin terminar de ver que no hay razón por la cual dicho miedo persista.

Para que me entiendas…

Imagínate una caja con un agujero. En dicha caja no sabes que hay adentro y te da miedo poner la mano en su interior, a través del agujero, para así descubrir qué es lo que hay adentro.

Tienes la opción de poner tu mano y darte cuenta que no hay nada malo, y hacer que ese miedo a lo desconocido muera o puedes vivir siempre con esa incertidumbre de saber que es lo que habrá y mantenerte en esa incógnita por miedo a indagar y afrontar tu propio miedo.

El miedo a poner la mano te crea el miedo a lo desconocido y eso atrae ansiedad y pánico en ti. Y lo malo de esto, es que dicho miedo puede infectar y divulgarse en muchas otras cosas, creando un desorden bastante importante en tu vida.

Con sólo poner la mano en dicha caja, solucionarías gran parte de este miedo, consiguiendo ese convencimiento y razón que buscas y no que encuentras.

La ansiedad no es más que la búsqueda incesante de algo que quieres saber para convencerte de que todo está bien. Si introduces la mano en la caja podrás ver que todo marcha bien, y que todo miedo, vive en ti porque huyes de esa incógnita a toda costa.

Espero haberme explicado, no es fácil redactar todo esto, pero creo que podrá ayudarte el ejemplo de la caja y del coche, o por lo menos, sí orientarte en tu problema y poder ir con más ideas junto a algún profesional que te ayude en todo esto.

Un abrazo y recuerda que todo viene por miedo a lo desconocido. Solo busca ese convencimiento que te de la paz y la tranquilidad que sigues buscando.

Albert…

Autor: Albert Espinola. Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It